Saltar al contenido

Como hacer puré de patatas con queso

Pure de patatas con queso

El puré de patatas con queso, es la guarnición perfecta para las carnes y las comidas rápidas que, tanto gusta a los pequeños; no olvidemos que el queso le aporta un sabor más subido al puré, logrando así un acompañante espléndido.

 

Tiempo:  20 minutos                       Pasos: 5

Ingredientes puré de patatas con queso:

(6 personas)

  • 3 libras de patatas
  • Ajo
  • Mantequilla
  • ½ taza de queso parmesano muy fino
  • Sal
  • Pimienta.

 

Como hacer puré de patatas con queso:

Paso No 1:

Para esta receta si que es importante que la patata sea muy bien seleccionada, necesitaremos una patata con mucha fécula; la que lavaremos muy bien, pero no le quitaremos la piel.

Paso No 2:

En una olla echaremos la patata con abundante agua fría, le añadiremos ajo entero al gusto, sal y pimienta y la llevaremos a fuego medio alto.

Paso No 3:

Pasados unos quince minutos, la patata estará lista; la sacamos de la olla con una espumadera, secamos con una toalla de cocina y le retiramos la piel, por lo general, solo será necesario presionar la patata o utilizar el filo de un cuchillo, para lograrlo.

Paso No 4:

Inmediatamente majamos la patata con un pisa puré o simplemente con tenedor, al tiempo que añadimos tres cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente, que se derretirá por la acción del calor de la patata majada.

Paso No 5:

En seguida, adicionamos el queso rallado y le damos a todo un par de vueltas con una cuchara de madera; recuerda no triturar, ni manipular excesivamente el puré de patata con queso, porque su textura se tornará gomosa.

TIPS de como hacer puré de patatas con queso

La patata al cocinarse sin pelar mejora la textura del puré en razón que, no absorbe tanta agua durante el proceso de cocción, perdiendo menos fécula; la mayor dificulta de este tipo de cocción, es la necesidad de retirarse la piel inmediatamente la patata esté hecha, lo que a veces no es tan fácil, pero con un pequeño corte en cruz antes de ponerse a cocinar, hará la tarea más sencilla.

  • La patata debe cocinarse en agua fría y a esa temperatura añadirse los sazonadores, a fin de obtener mayor absorción de los aliños y seguridad en la terneza final del tubérculo.